« All Blog Posts

¿Cómo viven los formadores la experiencia Generation?


En esta ocasión queremos compartir con todos, la experiencia de 2 de los formadores que más tiempo llevan vinculados a Generation Spain. Os presentamos a Manuel Morey y Pablo López de Usa La Palabra. Expertos en comunicación verbal y no verbal, cuyo objetivo es enseñar a hablar en público. En muchos programas, imparten las sesiones de soft skills con las que los jóvenes aprenden a romper el hielo los primeros días de clase, y desarrollar sus habilidades más personales.

1. ¿Cuánto tiempo lleváis trabajando junto a Generation Spain? ¿Y cuál crees que es valor diferencial de Generation vs otros programas de formación para desempleados?

Manuel: En nuestro caso llevamos trabajando desde principios del mes de junio de este mismo año. Nuestra impresión sobre los cursos que ofrece Generation es realmente sorprendente, ya que tiene una metodología práctica, un interés en el desarrollo de sus alumnos y el trabajo en mejorar sus perfiles profesionales para que puedan optar a las mejores oportunidades del mercado.

Pablo: Sin duda el valor diferencial es que todo el equipo de Generation cree en el potencial de los alumnos, implicándose al 100% en ellos, haciendo todo lo posible para que vuelvan a la senda del empleo. Les transmiten confianza en sí mismos y sus habilidades.

2. ¿Nos podéis contar cómo surgió vuestro proyecto de Usa la Palabra, en unas líneas? ¿Cuál es el enfoque de vuestras clases y con qué objetivo?

Usa la Palabra surgió hace cuatro años, cuando un grupo de estudiantes universitarios y profesionales se dieron cuenta que existía una necesidad no cubierta por la educación reglada en nuestro país: la formación en habilidades comunicativas.

Si bien es cierto que la juventud aparentaba ser un problema, empezamos a demostrar que nuestra formación y capacidad de análisis eran necesarias tanto para estudiantes como profesionales.

A partir de ese momento, iniciamos un proyecto con el fin de enseñar facetas como la oratoria, el debate, la improvisación, el lenguaje no verbal, las presentaciones eficaces o el business debate.

Sabíamos cómo era la situación educativa, por lo que creamos un sistema formativo del 70% práctica y el 30% teórica. Nuestra filosofía es clara: la práctica con orientación es el mejor camino para adquirir estas habilidades.

3. ¿Cuál es la reacción de los jóvenes en las primeras clases de soft skills?

Manuel: Los alumnos empiezan a conocerse en esos primeros pasos de los cursos, conocen su situación respecto a las habilidades diagonales tan demandas en el mercado laboral y sobre todo, empiezan a conocer cuáles son sus necesidades para ser un profesional completo y competitivo en el mercado laboral.

Pablo: En una palabra, agradecimiento. Las soft skills son básicas en cualquier tipo de relación profesional o social, y el alumnado aprovecha las clases para conocerse a sí mismos y poner en práctica todo su valor. Además, les ayudan a crecer como grupo para que el resto del curso se mantenga el “buen rollo” y lo aprovechen al máximo.

4. ¿Cuál crees que es el gap más común entre lo que piden las empresas en cuanto a habilidades y las que tienen los jóvenes?

Manuel: La comunicación, el trabajo en equipo, la gestión del tiempo y el detalle son algunas de las competencias más demandas a los profesionales hoy en día, para poder aterrizar en el mundo profesional. Sin estas skills, es difícil poder conseguir adaptarse al mercado laboral actual, que exige una agilidad a la adaptación, saber presentar proyectos delante de clientes y trabajar en equipo con equipos multiculturales.

Pablo: Ilusión y adaptabilidad. Vivimos en un mundo cambiante donde se empieza a trabajar en empleos que no existían cuando nacimos. Si, nos especializamos en una materia, pero estas dos aptitudes son básicas en cualquier empleo. Y si, son intrínsecas a una juventud que se ha desarrollado en el entorno digital y el boom de la globalización.

5. ¿Qué cambios notáis en ellos tras la de formación de 8 semanas?

Manuel: Las primeras semanas suelen estar en un periodo de adaptabilidad al ritmo de las clases, a las nuevas herramientas tecnológicas, a los compañeros de clase y a una nueva experiencia en sus vidas. Tras esas ocho semanas, nos encontramos con un alumnado preparado ante cualquier reto, con los objetivos claros, con nuevas metas en su futuro más próximo y con ganas de seguir creciendo.

Pablo: Lo bonito de trabajar con ellos las soft skills es que llegas a conocerlos de verdad, casi de forma íntima, y descubres cómo son y todo el potencial que tienen. Entonces, no te sorprende tanto que al finalizar el curso se hayan convertido en unos grandes profesionales. El curso les ayuda a canalizar su potencial, a darse cuenta de que hay que aprender todos los días y, sobre todo, que cualquier trabajo se debe a las personas. En conclusión, después de 8 semanas, veo gente motivada, capacitada y confiada.

6. ¿Qué relación queda después de estas semanas tan intensas? ¿Los graduados os piden ayuda una vez finalizado el programa, para entrevistas de trabajo o para su día a día en sus puestos, por ejemplo?

Manuel: La verdad que la sistemática Generation se convierte en un vínculo tanto profesional y personal con los alumnos, porque en nuestro caso tenemos la oportunidad de conocer sus inquietudes y las metas que tienen. Recibimos consultas casi a diario de nuestros alumnos, tanto para mejorar sus perfiles profesionales, para consultarnos si sus perfiles profesionales en la red están adaptados a las necesidades del presente y por nuestra parte, siempre estamos abiertos a ayudar a nuestros geners.

Pablo: Cuando te paran en la calle y te cuentan cómo va su vida te das cuenta de que pusiste tu granito de arena, porque los alumnos no suelen parar a sus profesores. Ellos saben no solo que te vas a alegrar, sino que te vas a interesar y vas a volver a recordarle que estás ahí para lo que necesiten.

Si, claro que nos piden ayuda y nos escriben, tanto para pedir consejo como apoyo. ¿Sabes por qué? Porque ellos son una inspiración para nosotros y nosotros para ellos.

7. ¿Por qué animaríais a los jóvenes indecisos con su futuro o que tienen dudas sobre la calidad de un programa gratuito como este a que se inscriban?

Manuel: Desde nuestro punto de vista, pensamos que es una oportunidad única, que conlleva el equipaje de una cantidad de habilidades y conocimientos que enriquece el perfil profesional de cualquier interesado/a en mejorar sus capacidades, y ante todo es una gran oportunidad para encontrar nuevas oportunidades laborales, reciclar o dar un golpe de timón a tu carrera profesional, y la ocasión de recibir formación de los mejores profesionales en la materia.

Pablo: Porque los detalles son lo que marcan la diferencia. Un detalle es la alegría de los alumnos en las clases y al finalizar el curso. Otro detalle es la ilusión de los profesores de comenzar un nuevo curso, un nuevo reto. No podría parar de contar detalles, pero quiero quedarme con un tercero: ojalá yo hubiera tenido la suerte de hacer una formación tan enfocada al alumnado, tan individualizada y tan completa.

Sign up for Generation updates: