« All Blog Posts

Delitos que dañan al Marketing Digital


El nuevo mercado es digital. La mayoría de las compras on-line son muy seguras y las empresas y los e-commerce tiene fuertes medidas de seguridad, encriptando la información de los usuarios para evitar el robo fraudulento de sus datos. Pero no todo en Internet es siempre seguro y no siempre tiene que ver con delitos económicos, aunque es cierto, que este, es uno de los mayores temores de los usuarios de Internet.

En este post os hablaré de algunas de las técnicas que utilizan hackers y crackers que pueden provocarnos muchos dolores de cabeza y, dado a nuestra relación con el Marketing Digital, provocan miedos en nuestros potenciales clientes a la hora de dar sus datos o realizar compras por la red. Este post es para vosotros. Estad siempre atentos; comenzaré hablando de lo que nos puede llegar por mail.

El primer delito  es el Phishing, con el cual el phisher “pesca” nuestros datos. Con esta técnica pueden robarnos desde nuestra contraseña hasta nuestros datos bancarios. La forma es muy sencilla, el phisher nos hace llegar un correo electrónico haciéndose pasar por nuestro banco, por Apple, etc. aparentando un correo oficial. Todo es correcto a simple vista, es idéntico a los correos que podamos haber recibido con anterioridad pero, para no caer en la trampa, la clave es mirar en la URL y comprobar que sea correcta.

Esta técnica también puede utilizarse a través de SMS y servicios de mensajes como Whatsapp. La foto es bastante clara de ver pero en muchas ocasiones no nos daremos cuenta de la sutileza del engaño. Por ejemplo para engañar a un usuario de Apple, la ele minúscula puede ser una i, la url acabar en un dominio extraño ¡CUIDADO!

Otro ejemplo es el Ciberstalking, una conducta obsesiva, premeditada y repetitiva de un sujeto hacia otro. El acosador realiza una labor exhaustiva de investigación sobre su objetivo. Se capta sobre todo a través de redes sociales y foros, y el objetivo principal suelen ser sobre todo mujeres. Por tanto, en redes sociales es muy importante la privacidad a quién dejamos que pueda vernos y a quién no. Los principales daños que causa el acosador son amenazas o acusaciones falsas para dañar la imagen de su víctima; en los que además pueden incluso pedir una suma de dinero, amenazando con posibles fotos comprometidas.

Ahora bien, ¿quién no ha conocido a gente que ha robado Wi-Fi al vecino o cree que se le roba a él? Para combatir este problema os recomiendo dos aplicaciones: whoisonmywifi.com/, una aplicación gratuita tanto para Windows como Mac. Y Para comprobarlo desde nuestros Smarthphones os recomiendo la app Fing, también gratuita. Una vez escaneada nuestra red Si localizamos algún intruso, desconectamos el router para sacar a todos el mundo de la red, lo volvemos a encender y cambiamos nuestra contraseña. Añade otras medidas de seguridad como ocultar la SSD, cambiar el cifrado a WPA2 o añadir filtrado MAC. Además es un delito tipificado en nuestro Código Penal (art. 256), por la que el ladrón de Wi-Fi puede tener una multa de tres a doce meses si hay perjuicio económico.

La red es tan segura como las medidas que tomemos al respecto. Visita sitios que tengan esta estructura httpS. Puedes confiar, son sitios seguros en los que poder realizar tus compras. Si aun así no confías o conoces a alguien que no las tiene todas consigo, los bancos suelen ofrecer monederos electrónicos. En ellos podrás meter cantidades de dinero para realizar pagos sin miedo a que nadie acceda a nuestra cuenta. Pay Pal ofrece muchas garantías de seguridad. Pero como os he mostrado hoy con este post no todos los daños que podemos sufrir son económicos. Siempre una navegación segura.

Dani Jiménez Plaza (@jimenezplazada1), Marketing Digital Generation Spain

Sign up for Generation updates: