« All Blog Posts

Un antes y un después: Tú también puedes


No tienes trabajo, llevas meses buscando y no suena el teléfono. Si te llaman, siempre hay alguien que se queda con el puesto, y ese alguien nunca eres tú. Te sientes desanimado, poco valorado y tu autoestima empieza a afectarse.

Yo era como tú, hasta hace un tiempo, en mi situación de desempleada. Hoy puedo decir, satisfecha, que en 3 semanas comienzo en mi nuevo empleo. ¿Quieres saber cómo lo logré? Sigue leyendo.

Dear Mrs. MANUELA MOORE RUEDA, good morning.

Congratulations!

We are in the pleasant position to inform you that you have successfully completed all recruitment process, and you will join us here at Teleperformance Hellas.

Ese es el e-mail que todo desempleado quiere recibir. Saber que por fin fue escogido para un trabajo. Ese es el correo que recibí hace una semana, tras graduarme en mi curso de Data Analytics de Generation Spain.

En Generation, además de enseñarnos capacidades técnicas, que dependen del programa que elijas, ponen mucha atención en instruirnos sobre soft skills. Estas técnicas para mejorar nuestra inteligencia emocional están perfectamente integradas en el curso como todas aquellas herramientas que nos pueden ayudar a resaltar más en un proceso de selección, figurando como el candidato perfecto para determinado puesto de trabajo; y, luego, al obtener el empleo, qué actitud debemos tener y cómo debemos relacionarnos con nuestros jefes, compañeros y subordinados para trabajar en armonía.

En las clases aprendí que cada día las soft skills toman más y más importancia. Porque una persona puede saber mucho sobre algo, pero ¿qué pasa si es conflictiva, no sabe trabajar en equipo o es desorganizada? Por eso, cada vez son más las empresas las que buscan candidatos con personalidades que se correspondan con el perfil que buscan, dejando en segundo plano su currículum, pues optan por enseñarles en entrenamientos intensivos o prácticas, los conocimientos que necesitan para desempeñar el trabajo. Entonces entendí que no solo debo mostrar mi currículum para obtener un empleo, sino que debo demostrar que tengo las cualidades que busca la empresa en un empleado.

Se supone que no hay nadie mejor que tú mismo para publicitarte, pero la verdad es que a veces no somos conscientes de cuáles son nuestras fortalezas. En el curso nos dieron dos herramientas que resultaron tremendamente útiles para conocernos mejor: el test CAPS, que en mi caso me reveló que soy una promoter (por lo tanto creativa, líder y carismática); y el test Cliffton Strengths Finder, que me ayudó a identificar mis 5 mayores fortalezas: carisma, comunicación, positividad, estrategia y creatividad. Gracias a estos tests y a las clases apliqué nuevas palabras clave a mis cartas de trabajo, a mi currículum, a mi Linkedin y a mi About.me, al comprender mejor mi potencial y entender cómo estas palabras me ayudaban a expresarlo.

¿Qué debes hacer cuando te llamen para una entrevista?

Lo siguiente es una lista de los aprendizajes de Soft Skills que me resultaron más valiosos en cada una de mis entrevistas, hasta obtener la oferta de empleo.

Antes de cada entrevista:

  • Investigar a la empresa es fundamental para mostrar interés cuando el entrevistador te pregunte si la conoces y poder formular tus propias preguntas
  • Practicar las preguntas que puedan hacerte es primordial. Siempre te preguntarán por qué quieres trabajar en esa empresa, a lo que deberás responder con un discurso coherente que le haga entender a tu posible empleador cómo tu experiencia y tus fortalezas te hacen la persona idónea para el cargo que ofertan; es ahí cuando las palabras clave deben salir a la luz, todos esos términos que te identifican y que forman parte del perfil que buscan.
  • Es importante vestirse para la entrevista de acuerdo a los estándares de la empresa, para lo que la investigación nos puede ayudar. Ni muy informal, ni demasiado vestido. Natural y espontáneo, como si hubieras nacido para trabajar allí.

Durante la entrevista:

  • Una sonrisa y un buen apretón de manos pueden generar una muy buena primera impresión.
  • Controla los nervios. Distraer la atención de los entrevistadores con nuestra ansiedad no te ayudará. No juegues con las manos, ni te comas las uñas, ni muerdas bolígrafos, ni tamborilees en la mesa, ni muevas la pierna. Mantén una posición adecuada y relajada.
  • Mantener permanentemente una actitud positiva, siempre entusiasta, es lo mejor que puedes hacer. Evitar los “peros” y demás palabras con connotación negativa. A la hora de responder cuál es tu mayor defecto, o el mayor obstáculo al que te has enfrentado, es bueno ejemplificar para poder decir cómo esa experiencia te dejó una enseñanza positiva. Darle la vuelta a la tortilla en situaciones negativas te ayudará a mostrar que eres una persona positiva, adaptable, que sigue adelante.

En cada una de mis entrevistas, apliqué todos y cada uno de estos principios. Y comprobé que pequeños aportes pueden hacer grandes diferencias; es decir, que la investigación previa, las palabras clave y el positivismo sí pueden generar un cambio sustancial en el resultado de una entrevista. Gracias a esos consejos empezaré a principios de julio de 2015 una nueva etapa en Atenas. ¡Gracias, Generation!

MANUELA MOORE RUEDA, graduada en el programa Data Analyst de Generation Spain

fabian

Sign up for Generation updates: